Home » Decoración » Cocinas » ¿Cocinas minimalistas o cocinas tradicionales?

¿Cocinas minimalistas o cocinas tradicionales?

La cocina es uno de los espacios más importantes de la casa, junto al salón y al dormitorio. Pasamos muchas horas en ella y no solo cocinando, sino también, por ejemplo, tomando el aperitivo, esa primera copa de vino entre conversación y conversación, tanto si estamos solos los inquilinos e inquilinas de la casa como si tenemos invitados en casa.

Nuestra cocina, como todo nuestro hogar, también habla sobre nosotros, sobre lo que nos gusta, sobre lo que nos hace sentir cómodos. Y no solo por lo que respecta a la estética o la disposición de elementos, sino porque es un lugar para darle la máxima utilidad, un taller donde cada pieza en su lugar, a nuestra manera, la de las personas que dentro de ellas vamos a desarrollar cada día nuestras creaciones culinarias.

cocina-tradicional

A una cocina se le dará un uso diferente en cuanto a la frecuencia de utilización (si se come mucho en casa o no), el número de comensales habituales y de “chefs” dispuestos a echar una mano a los fogones, o si hay personas que la visitan más por gusto que por obligación. Pero antes de saber con qué utensilios la tenemos que equipar, tenemos que dar respuesta a una pregunta más básica: ¿cocina tradicional o cocina minimalista?

Cocina tradicional. En ellas predominan los colores claros y oscuros de la madera acompañados por otros tonos neutrales en cortinas, azulejos o adornos de la encimera. Hay una gran presencia de detalles aquí y allá en sus diferentes áreas, desde lámparas grandes hasta alacenas con cristales tallados o con puertas decoradas. Tienen el encanto del recuerdo, el de haber visto a tus abuelos o a tus padres en ella.

Cocina minimalista. En ellas se aprecia una tecnología más vanguardista, por la calidad de los elementos que se utilizan (más duraderos) y por la utilidad que presentan. Nada sobra. Utilizan diferentes materiales y diseños, con formas sinuosas o rectas y frías, pero más modernos. Los viejos materiales y colores también se utilizan, pero en modos diferentes y solo con algunos toques.

Sea cual sea tu estilo, tu cocina debe estar adaptada a ti y a tus necesidades.